Skip to content

Nueva retribución para las renovables en España

Personas relacionadas
Poole-Warren Charles
Charles Poole-Warren

Socio

Madrid

Ver perfil →

Ruiz-Camara Ignacio
Ignacio Ruiz-Cámara

Socio

Madrid

Ver perfil →

Hornedo Ignacio
Ignacio Hornedo

Partner

Madrid

Ver perfil →

del Val Inigo
Iñigo del Val

Socio

Madrid

Ver perfil →

Urretavizcaya Jimena
Jimena Urretavizcaya

Socia

Madrid

Ver perfil →

Mayor Pablo
Pablo Mayor

Socio

Madrid

Ver perfil →

Martin Victoria
Victoria Martín

Counsel

Madrid

Ver perfil →

Image of Vanessa Cuellas
Vanessa Cuellas

Partner

Madrid

Ver perfil →

26 noviembre 2019

Aprobado el Real Decreto-ley 17/2019 con los parámetros retributivos del sistema eléctrico.
enchufes verdes

enchufes verdes

Introducción

Tras meses de incertidumbre, ayer, 24 de noviembre, entró en vigor el Real Decreto-ley 17/2019 (RD-ley) que fija el valor de la rentabilidad razonable de aplicación al régimen retributivo específico para las instalaciones de producción a partir de fuentes de energía renovable, cogeneración y residuos, para el segundo periodo regulatorio (2020 - 2025).

Estas modificaciones se adoptan como consecuencia del inmediato fin del primer periodo regulatorio (2014-2019) y en el marco del proceso de transición del sistema energético español hacia un sistema climáticamente neutro y en el que se incorporen y ponderen los beneficios económicos, técnicos, medioambientales y sociales de las distintas iniciativas energéticas,

Tras su aprobación y entrada en vigor, el RD-ley deberá ser convalidado, bien por el Congreso de los Diputados en caso de que este haya reanudado su actividad ordinaria o, en su defecto, por la Diputación Permanente del Congreso, dentro de los 30 días siguientes a su aprobación

Nueva tasa de rentabilidad razonable para las instalaciones acogidas al régimen retributivo especial (activos de subasta)

El RD-ley ajusta levemente a la baja el valor de la rentabilidad razonable para las instalaciones de producción a partir de fuentes de energía renovables, cogeneración y residuos para el segundo periodo regulatorio, es decir, del 1 de enero de 2020 al 31 de diciembre de 2025, que pasa a ser del 7,09% (frente a la actual del 7,398%).

El RD-ley recoge la propuesta de metodología contenida en el informe de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) de fecha 30 de octubre de 2018. De este modo, la rentabilidad razonable deja de calcularse por referencia a las Obligaciones del Estado español a diez años incrementada en un diferencial (del 3% en el primer periodo regulatorio) y pasa a calcularse teniendo en cuenta el coste medio ponderado del capital (WACC en inglés). Esta última es la metodología más comúnmente aplicada por los reguladores europeos para establecer la tasa de retribución de las actividades reguladas del sector energético.

La metodología WACC pretende garantizar una rentabilidad razonable para que los proveedores de capital aporten sus fondos para la financiación de la actividad regulada, en tanto que refleja la realidad de los mercados de capital donde las empresas reguladas encuentran la financiación.

El RD-ley amplía también el plazo para aprobar la revisión de los parámetros retributivos sobre los que se calcula la retribución de la actividad de producción de energía eléctrica hasta 29 de febrero de 2020. En relación con esto, cabe destacar que la CNMC publicó un informe con su propuesta al respecto el pasado 13 de noviembre de 2019.

Prórroga de la tasa de rentabilidad razonable para las instalaciones acogidas al régimen anterior de retribución primada

Con carácter excepcional, el RD-ley permite mantener la tasa de rentabilidad correspondiente al primer periodo regulatorio (i.e. del 7,398%) durante los próximos 12 años, hasta 2031, a aquellas instalaciones que tuvieran reconocida una retribución primada a la entrada en vigor del RD-ley 9/2013 y siempre y cuando: (i) no se inicie o se haya iniciado un procedimiento judicial o arbitral en relación a la modificación del régimen retributivo; o (ii) se desista de cualquier procedimiento arbitral o judicial en curso; o (iii) se renuncie a percibir cualquier indemnización o compensación que haya sido reconocida como consecuencia de tales procedimientos.

Experiencia relacionada